El Instituto Técnico Obrero Empresarial ITOE es un centro educativo salesiano que combina la educación desde preescolar hasta bachillerato y la educación técnica empresarial.

Riley KaminerEstán saltando las alarmas en el mundo entero sobre la epidemia de la obesidad, especialmente infantil y su consecuencia asesina, la diabetes.

¿A quién echarle la culpa de esta crisis sanitaria? La gama de responsables es elevada: vida sedentaria, alimentos azucarados, comida chatarra, genes que predisponen.

Nino y dona1024pxEstudios epidemiológicos evidencian que en poblaciones latinoamericanas el 45% de los hombres y el 39% de las mujeres presentan algún tipo de obesidad o sobrepeso.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, en el 2016 el 22% de la población de América Latina y el Caribe tienen problemas de obesidad. Esta epidemia global cobra la vida de al menos 2.8 millones de adultos cada año.

©Dennis HurdEl sobrepeso y la obesidad tienen un rango en los estatus de salud: es una enfermedad. Comer mal trae dos grandes problemas. Por una parte, la obesidad; y por otra, la mala nutrición. Esto provoca enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, insuficiencia renal crónica e insuficiencia de vitaminas.

saludablesEn los niños de ahora se ha hecho muy común la diabetes infantil. Hay un alto índice de pequeños que están sufriendo de sobrepeso y obesidad. Por eso es crucial que los niños tengan un estilo de vida saludable, y eso depende de los padres. Los niños imitan a los adultos.

Aprender a comer debe ser una exigencia desde niños. De lo contrario, al ser adultos pueden enfrentar problemas de sobrepeso. Sin contar con el bullying por el que pasan los niños gorditos. Este factor tienen trastornos más fuertes y entonces debe intervenir el psicólogo y el endocrinólogo. Se comienza a tener hiperinsulinismo (generación excesiva de insulina que el cuerpo no quema).

Ramiro Aguirre 21024pxLa alimentación adecuada beneficia el crecimiento del niño ya que contribuye en la formación de músculos y el fortalecimiento de ligamentos, los cuales serán útiles en su desempeño físico. Además le genera fuentes de energía necesarias para sus actividades físicas diarias.

La cantidad de actividad física que realiza un niño va a depender de su edad y del tipo de actividad física que ejecute. No es lo mismo un niño de 2 o 3 años con relación a uno de 8 años.

bebidasEl consumo excesivo de bebidas azucaradas ha ocasionado en las personas altos índices de obesidad en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud ha propuesto subir el impuesto en la venta de estas en un 20% como medida para reducir la ingesta. Las Naciones Unidas apoyan esta iniciativa para evitar una epidemia mundial de obesidad.

Comida en escuelaUna muestra de 230 jóvenes llevada a cabo en colegios salesianos de los seis países de Centro América arrojó datos preocupantes.

Los alumnos encuestados manifiestan que ingieren más de dos porciones diarias de bebidas azucaradas, dos porciones de galletas rellenas de sabores y porción y media de frituras. Panes dulces, bizcochos, donas y repostería son consumidos en una porción diaria.

Parte de la dieta diaria incluye sorbetes, helados, paletas, raspados y refrescos congelados, algunos de fabricación artesanal con cantidades elevadas de azúcar.

Kevin KrejciLa Organización Mundial de la Salud ha etiquetado la obesidad infantil como una de los más serios retos de la salud pública en el siglo 21.

Una política de intervención que ayude a alcanzar niveles aceptables de peso significa introducir y mantener estrategias que alienten hábitos alimenticios saludables. El reto es agravado por el bombardeo de marketing y publicidad que, disimulada y negativamente, influencia en los patrones de preferencias y consumo de la gente.

markhayesA mis seis años tuve una crisis de salud: me sangró mucho la nariz, bajé de peso. Mis papás me dieron muchas vitaminas y comencé a engordar.

Todos decían que estaba sano y lindo porque era gordito. Hasta mi adolescencia fui rellenito. Cuando estaba terminando el colegio hice varios intentos exitosos para bajar de peso. Dejaba de comer o comía la mitad de lo que me servían. Por un tiempo se me quitó el hambre. En mi primer trabajo comencé a engordar de nuevo porque era sedentario. Hacía dietas, que no funcionaban porque las abandonaba.

obesse woman1024pxA mis 40 años pesaba 300 libras. Tenía 125 libras de sobrepeso. Padecía de tres hernias discales, apnea del sueño e inicios de problemas en el corazón, cansancio y depresión.

Mi estado de ánimo variaba de muy triste a irritable. Dejé de mirarme al espejo. Por la noche y a escondidas comía mucho para terminar sintiéndome peor. Me fui alejando de mis actividades favoritas y sociales. Eso me causaba efectos negativos física, y emocional y familiar.

lonchera saludableLa buena nutrición en la infancia es vital para tener una vida saludable. Esto depende en gran medida de los padres. Lo que sus hijos comen fuera de casa puede hacer la diferencia.

Las loncheras deben ser saludables, no cargadas de frituras y refrescos procesados. Una buena lonchera debería tener emparedados, fruta, refrescos naturales y mucha agua.