Mamá Margarita llegó a Valdocco el 3 de noviembre de 1846 y durante diez años fue madre de cientos de muchachos.Sabemos cómo Don Bosco, al comienzo del Oratorio, después de pensar y repensar cómo salir de las dificultades, fue a hablarlo con su párroco de Castelnuovo, explicándole sus necesidades y temores. “¡Tienes a tu madre! - respondió el párroco sin dudarlo un instante – haz que te acompañe a Turín».

Atilio Giordani, Durante décadas fue un catequista diligente y un animador constante e ingenioso, con mucha sencillez y alegría.Nació en Milán el 3 de febrero de 1913. Desde muy joven se distinguió por su gran pasión por el oratorio salesiano de San Agustín y, ya a los dieciocho años, por su dedicación a los jóvenes que lo frecuentaban.

Vera GritaNacida en Roma el 28 de enero de 1923, vivió y estudió en Savona donde obtuvo su título de maestra. A los 21 años, durante un súbito ataque aéreo sobre la ciudad (1944), fue arrollada y pisoteada por la multitud que huía, provocando graves secuelas en su cuerpo, desde entonces marcado para siempre por el sufrimiento.

Akash Bashir  Exalumno de Don Bosco, es el primer pakistaní cuyo proceso de beatificación y canonización está en marcha.Exalumno de Don Bosco, es el primer pakistaní cuyo proceso de beatificación y canonización está en marcha. El 15 de marzo de 2015 se sacrificó para evitar que un terrorista suicida causara una masacre en la iglesia de San Juan en Youhannabad, un barrio cristiano de Lahore, Pakistán.

Isidro Morán López tiene 60 años, 36 de ellos trabajando como jefe de servicios generales en el Colegio Santa CeciliaIsidro Morán López tiene 60 años, 36 de ellos trabajando como jefe de servicios generales en el Colegio Santa Cecilia. Esta es su sencilla y valiosa historia. 

está en nuestras manosEl protagonismo es nuestro.

De las mujeres y los hombres de hoy.
Como creyentes, como salesianos, invitamos a los y las jóvenes a ser protagonistas.

 Artémides Zatti, llevó a Argentina un tesoro: una vida cristiana sólidaLos héroes populares suelen ser personajes poderosos, ricos, bellos, valerosos. También se acostumbra glorificar a los violentos que aplastan a los débiles, a los tramposos, agresivos o estafadores en gran escala.

Zatti Web 2

A principios de 1897, la familia Zatti se embarcó rumbo a Argentina. Artémides contaba con 16 años.Un paisaje, una cultura y un lenguaje nuevos reciben a un joven Artémides, un santo que vivió algunos de los sueños y dificultades, nostalgias y alegrías, que vive cada migrante que deja su tierra.

“Creí, prometí y sané”La fe como adhesión personal a Dios resultó para Zatti una historia personal, llegando a la santidad en el trabajo concreto, en la atención de los enfermos, en el mundo de la salud.

vivir su vocación salesiana como salesiano “coadjutor” le facilita la cercanía con los más necesitadosEn las cosas grandes, uno puede fingir. En las cosas pequeñas, uno se muestra como es. Y en esta respuesta podemos rastrear algo de la vida y el corazón de Don Zatti.

Artémides trabajará en el mundo de la sanidad a la par de los médicos, enfermeras y enfermeros, personal de la saludLa faceta profesional de Artémides, que comenzó con una promesa, se arraigó en la confianza en la Providencia y se desarrolló una vez que obtuvo la curación de su enfermedad. La frase “creí, prometí, sané”, lema de su canonización, muestra la total dedicación que Artémides Zatti tuvo con sus hermanos enfermos, los más pobres y necesitados.