Blog El Padre Luis dice

Jesús no solo realizó una cena, sino un cambio en la pascua judía... Foto: Cathopic.1.- Para entender la Eucaristía es clave partir de Jn 6,51-56: “51Yo soy el pan vivo bajado del cielo. Quien coma de este pan vivirá siempre. El pan que yo doy para la vida del mundo es mi carne. 52Los judíos se pusieron a discutir: - ¿Cómo puede éste darnos de comer su carne? Les contestó Jesús: -53Les aseguro que, si no comen la carne y beben la sangre del Hijo del Hombre, no tendrán vida en ustedes. 54Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. 55Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. 56Quien come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él”.

Jesucristo Redentor.- El mundo moderno intenta redimirse a sí misma por sus solas fuerzas. Por eso ha conocido algunos de los fracasos más desoladores que registra la historia: Destrucciones masivas en guerras devastadoras, utilizando el desarrollo científico y tecnológico para la aniquilación de millones. Son claramente advertencia de que el poder del Maligno es real.

Hágase tu voluntad. En realidad, la expresión correcta sacada de la Sagrada Escritura es al revés: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad. Esta frase se puede leer en la carta a los hebreos capítulo 10 versículos 7 y 9. A su vez la carta a los hebreos está citando el salmo 40 (39),9.

chico

Durante la conversación con un joven sobre temas de fe, de forma inesperada se le planteó a un sacerdote esta pregunta: “¿Por qué Dios me creó sin pedirme permiso?”

helenaak14Contrariamente a los que se oye decir, los católicos no estamos contra la sexualidad, ni creemos que el placer sexual sea pecaminoso. Estamos sí, contra el ejercicio de la sexualidad en forma irresponsable (o sea, fuera del matrimonio).

La dignidad de ser padres. La maternidad y la paternidad humanas son realidades sagradas porque tienen como modelo la paternidad y maternidad de Dios. Y Dios mismo ha querido que los padres y madres colaboren en Su obra creadora de transmitir la vida a nuevos seres humanos.