Rector Mayor242 1El monumento dedicado a Don Bosco delante de la Basílica de María Auxiliadora en Valdocco es un símbolo de la misión de los salesianos en el mundo.

crucifijodelrectorEn mi oficina en Roma tengo un crucifijo que para mí es muy elocuente. Me lo regalaron en la visita que hice a mis hermanos salesianos y a la Familia Salesiana en el Perú. Se trata de una cruz (símbolo del cristianismo, como bien sabemos), pero que tiene sobre la Cruz no a nuestro Señor Jesucristo, sino a un niño pobre.

Foto de: ANSHace exactamente una semana me encontraba en Goa (India).

Pude ver en esos días cómo entre palmeras y fina arena del mar se levantan catedrales e iglesias construidas durante los siglos XVI y XVII. Uno de estos templos es la Basílica del Buen Jesús, que se ha convertido en un centro de peregrinación, especialmente para los cristianos y creyentes en otras religiones porque ahí están los restos de san Francisco Javier, el misionero navarro discípulo de san Ignacio de Loyola, el fundador de los jesuitas, que evangelizó el Lejano Oriente.

Rector Mayor 239En enero hemos celebrado las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana, con personas de 28 naciones. Es un encuentro de formación que se viene realizando desde hace 37 años y que cada vez es más significativo.

RM238Conocí personas magníficas en los días de la JMJ y jóvenes maravillosos. Por eso las palabras del Papa Francisco refiriéndose a Don Bosco y a su saber mirar con los ojos de Dios han recorrido el mundo en décimas de segundo y han perdurado y perduran en el tiempo.

Foto por: ANS«¿Qué debo hacer?» preguntaba Don Bosco al buen Don Cafasso.
«¡Ven conmigo y mira!»,
le respondía el amigo y maestro.
Así Don Bosco conoció a los jóvenes en la cárcel.

ANS«Muchos de nosotros no imaginamos una vida sin Don Bosco, sin Salesianos, y podemos decir que no estaríamos enamorados de Dios de una manera “loca”, llena de risas y grandes experiencias, sin él».

rector mayor 2Yo lo he visto: estuve entre ellos

Hoy les escribo una hora después de haber llegado del Chaco Paraguayo, regresando a la capital, Asunción. Han sido tres días muy intensos, hermosos, llenos de vivencias.

 

RM vidas plenasCreo que de esto se trata mis queridos lectores. De sentir que nuestra vida es plena. Me parece que es una aspiración muy humana. Y en este sentido he de decirles que voy conociendo en la vida a muchas personas que viven y han vivido una vida plena. Y yo me propongo a mí mismo seguir esta senda.