banner noticias elsalv

Capítulo Inspectorial CAM. 2019.- Cada seis años la congregación salesiana se toma una larga pausa para mirarse a sí misma. A Turín, la cuna de la congregación, acudirá en el año 2020 la flor y nata de los Salesianos: el Rector Mayor y su consejo más los inspectores y delegados elegidos por cada provincia o inspectoría.

 

Mirarse a sí misma puede sonar a narcisismo. Nada de eso. Es una mirada crítica sobre el pasado (qué quería Don Bosco), el presente (cómo estamos interpretando a Don Bosco) y el futuro (qué y cómo haría Don Bosco hoy).

La congregación salesiana es grande: 14.000 salesianos, 400 novicios, 128 obispos. Con una presencia en todos los rincones del mundo. Nuestro rinconcito se llama Centro América: 178 salesianos atendiendo 28 obras en los seis países.

Los salesianos existimos para ayudar a los jóvenes en desventaja a madurar humana y cristianamente. Asumimos el estilo educativo basado en tres líneas: razón, religión, cariño. Dicho más sencillamente: no imposición sino convencimiento; no puro humanismo sino apertura a la riqueza de la fe; no disciplina estricta sino relación afectuosa con el educando. Es la fórmula inventada por Don Bosco. Y funciona.

Los jóvenes, sí. Pero la juventud cambia. Y cambia velozmente. El riesgo es que el salesiano se quede anclado en moldes viejos, ineficaces hoy. Para eso la congregación salesiana, a nivel mundial, se confrontará con la juventud actual: Qué Salesiano para los jóvenes de hoy.

Todos los salesianos del mundo han entrado en este proceso global de rejuvenecimiento. En Centro América se reunieron durante cinco días 51 salesianos representando a la inspectoría. En apretados días de trabajo se tomó conciencia del estado de nuestra región, sus fortalezas y debilidades. Se actualizaron las normas que rigen nuestra convivencia comunitaria y se aportó propuestas para el futuro encuentro mundial.

El proyecto educativo pastoral salesiano que se configure en Turín pasará a todas las inspectorías para su asimilación. Una tarea gigantesca que sacudirá – esperamos – a todos los salesianos: jóvenes, mayores, ancianos.

 

 

myFlickr

Ver álbum completo

Compartir